La depuración de la inteligencia artificial.

Cuando hablamos de que la inteligencia artificial va a dar fin a muchos empleos en el arte, me queda un sabor amargo en la boca: ¿Tan devaluada tenemos a la inteligencia humana?

La inteligencia artificial es un programa que funciona a base de fuerza bruta; calcula y reproduce patrones a una gran velocidad y procesa datos con los que elige, con base en la probabilidad, la mejor opción.

Por más sofisticado que sea el programa, no tiene capacidad de curiosidad o puede imaginar una narrativa que estimule los sentidos del público; esto sí lo puede hacer la mente del ser humano.

La inteligencia artificial puede ser una excelente herramienta para el artista que tiene talento y disciplina de trabajo. Sin embargo, es una real amenaza para el artista —o dicho de otra manera, pseudo artista— apático que ningunea al público.

Los empleos que seguro desaparecerán son todos aquellos en los que el ser humano no utiliza el sentido común, la curiosidad, la imaginación; elementos inherentes de la mente.

La depuración de artistas será de aquellos que no se exijan y solamente sepan llegar a C a través de A y B.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
es_ESEspañol

Descubre más desde Pandilla Salvaje

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo