El ruido de la tecnología.

Es tan extraño ver a las personas sacar una pluma y libreta para hacer apuntes, que se ha convertido en algo _vintage_, cuando unos veintidós años atrás, era de lo más común. La ilusión colectiva, cree que las últimas dos décadas, hemos hecho los avances tecnológicos más significativos en la historia de la humanidad. Esto es falso. Lo que hemos logrado, son mejoras en los microprocesadores y la combustión de carbón. En cuanto a la creación de nuevas tecnologías, estamos lejos de la que vivió a finales del siglo IX.

El emprendedor devaluado.

En un país en el que el desarrollo cultural y tecnológico es mínimo y la mayoría de los negocios triunfantes son fábricas de reciclaje de las ideas de otros países o ensambladores de proyectos ya masticados y probados, el trabajo del emprendedor es, más que una aventura, un suicidio.

La Palabra Perfecta.

Antes de sentarnos a la orilla de la cama y colocar el primer pie en el suelo, justo en el momento que abrimos los ojos, aparecen nuestras metas del día. Cuando no reflexionamos en ellas el día anterior, son una carga pesada que debemos de aligerar lo antes posible.

Volver arriba
es_ESEspañol
A %d blogueros les gusta esto: