OODA loop.

El OODA loop es un modelo mental que nos ayuda a tomar decisiones acertadas cuando carecemos del tiempo para meditar sobre nuestras opciones. Consta de cuatro etapas o momentos que nos obligan a ser conscientes de la situación y nos ayuda a evaluar nuestra posición.

El resultado de cada una de nuestras decisiones, no importa que tan importantes sean o a la ligera que las hagamos, están mezcladas de ruido y sesgos. Desprendernos de nuestras características de carácter no es sencillo, en realidad es imposible, como seres humanos estas características son las que nos definen.

Podemos tener un sistema que tenga bajo control nuestras emociones y la disciplina para apegarnos a sus reglas. Pero esto lo logramos cuando existe tiempo —cualquiera que hallamos determinado para tomar una decisión—.

La planeación y la imaginación funcionan como aliados para resolver un problema. Cuando este tiene o presenta distintas soluciones es valioso tener al margen nuestros sentimientos. No todos los caminos que recorremos son sencillos, correctos o están libres de obstáculos. Dos cosas son las que definen el éxito de una decisión: ser conscientes de la incertidumbre y tener la inteligencia para reconocer, lo antes posible, si hemos cometido un error. Entre más rápido hagamos esto, más rápido podremos corregir. Los errores van a existir, sobre todo, cuando deseamos hacer las cosas a nuestro modo.

Los pilotos de combate utilizan un modelo mental para poder evaluar las decisiones durante un vuelo, se conoce como OODA loop. El modelo se puede adaptar para distintos eventos de nuestras vidas en los cuales, el tiempo para meditar y seleccionar una ruta, simplemente no existe.

Etapas del sistema OODA.

El modelo mental OODA loopse creó para poder evaluar entre decisiones y tomar la que mejor resultados o, mejor dicho, probabilidad de éxito ofrece. La aplicación de este modelo consta de cuatro etapas.

  1. Observa.
    El primer paso es observar la situación en la que te encuentras. Hacer una imagen real de tu posición y de aquello que la infiere. Para ayudarnos a crear esta imagen podemos contestar las siguientes preguntas:
    • ¿Qué es lo que me impide actuar?
    • ¿Qué es lo que estorba para avanzar?
    • ¿Cuál es el posible resultado que se obtiene si pospongo la decisión?
    • ¿Puedo hacer una predicción?
    • ¿Cuál es el resultado aproximado de mi predicción?
    Toda la información que podamos reunir en ese momento es esencial para poder identificar cuál es nuestra posición. Para un piloto de combate, esto es bastante obvio. Pero una persona en tierra, digamos, un set de filmación, es importante saber qué personas son las afectadas con los resultados de nuestras decisiones. Cuál es el costo en caso de fallar; cuáles son los posibles sacrificios. Y sobre todo, cuál es tu estado emocional. Recuerda, cuando se está enojado, nunca se debe de tomar una decisión.
  2. Orientación.
    Esto es reconocer la realidad. Evita pensar en resultados milagrosos o dejar todo en manos de la suerte. Los atajos no existen en las decisiones rápidas. Un acotamiento, por lo general, origina consecuencias contrarias, a esto se le conoce como, la teoría de compensación de modelo de control. Los sesgos o tendencias también estorban. La única manera de orientarte es consciente de la realidad.

    Evalúa las opiniones propias y ajenas, y la ayuda que ofrecen. Recuerda que cualquiera de estas te llega contaminada por nuestras tradiciones, procedencia étnica, hábitos, miedos y todos aquellos factores que afectan nuestro comportamiento. También toma en cuenta la capacidad de las personas para analizar y resumir problemas, así como, su nivel de responsabilidad con base en el resultado.
    La etapa también requiere de una imaginación que sirva para crear escenarios y sus resultados. Debemos de tener cuidado en no engañarnos a nosotros mismos, de lo contrario no va a importar que tanta imaginación invirtamos, la realidad nos terminará por dar una bofetada.
  3. Decisión.
    No hay más que hacer, más que decidir. En esta etapa cuida de no caer en la tendencia de primera conclusión al decidir lo mismo una y otra vez. Nada es igual y nada se repite. Los patrones también nos pueden engañar.
  4. Actua.
    Una vez que has decidido el camino es tiempo de pasar a la acción. Es la forma de avanzar y saber que has hecho lo correcto o si tu ruta se debe de corregir. De cualquier forma, la pasividad, es sinónimo de estática que no te lleva a ningún lado.

La aplicación de OODA loop en el set de filmación.

La parte que comúnmente se olvida de este modelo mental es loop, esto significa que hay que repetir el proceso una vez que se actuó. Como menciono arriba, los atajos no existen y de desear que el proceso culmine debemos estar alertas a la toma de decisiones constantes.

Para cualquier integrante de una producción que adopté el modelo mental del OODA loop tiene que hacerlo basándose en un plan general. Este es el que determina los objetivos de las decisiones que se hacen.

El compromiso que se hace con el modelo mental debe de ser total. No se puede cambiar a la mitad de camino por otra herramienta de toma de decisiones, los resultados de éxito o fracaso, solamente se verán al final. Las dudas tienen malas consecuencias y no producen avances sino profundos estancamientos.

La experiencia es necesaria, sin esta, cada paso estará invadido de suposiciones perjudiciales. La manera de obtenerla es decidiendo, tomando riesgos calculados.

Las tres ventajas principales de este modelo son la velocidad para tomar decisiones y actuar. Nos ayuda a pensar fuera de nuestra burbuja y ofrece una rápida adaptabilidad. Al estar involucrados en un proyecto donde el tiempo es apremiante y se necesita de mucha movilidad de equipo y personal, el OODA loop es la mejor herramienta.


Discover more from Pandilla Salvaje

Subscribe to get the latest posts to your email.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Back to Top
en_USEnglish

Discover more from Pandilla Salvaje

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading